Autopistas sostenibles: devolver algo

Autopistas sostenibles: devolver algo

Autopistas y sostenibilidad

Autopistas sostenibles podría sonar como un oxímoron en el sentido más amplio debido a los requisitos materiales y sus efectos en el medio ambiente natural y humano, todo como resultado del desarrollo de su infraestructura y el posterior funcionamiento de los vehículos en ellas. Dicho esto, si miramos el principio TBL (triple resultado) que mide el progreso proyectado hacia la sostenibilidad en tres áreas, es decir, ambiental, económica y social, podríamos verlo de manera diferente. Teniendo en cuenta los beneficios sociales y económicos de las autopistas, que incluyen el acceso, la movilidad y el transporte de personas y mercancías de A a B, las autopistas podrían describirse como sostenibles.

Pero las autopistas sostenibles también son la próxima gran novedad cuando se trata de proporcionar beneficios de eficiencia energética.

Turbinas de viento en carretera

Shell está trabajando actualmente con una empresa llamada Capture Mobility, que busca la creación de turbinas en las carreteras para capturar el viento generado por el tráfico que pasa. La turbina eólica recoge esta energía y la convierte en electricidad. Al mismo tiempo, las turbinas tienen paneles solares en la parte superior para aumentar la generación de energía. Los filtros de aire también están contenidos dentro de las turbinas, absorbiendo la contaminación de las emisiones de escape.

Esto puede estar sucediendo a pequeña escala en este momento, pero esta es una tecnología muy necesaria en lo que respecta al futuro. Se espera que la población en constante crecimiento alcance los 9 mil millones para 2040, según una investigación realizada por la Agencia Internacional de Energía (AIE). Si el mundo no ha duplicado su suministro de energía a mediados de este siglo, podemos suponer con seguridad que esto afectará el crecimiento de la población. El enfoque debe estar en encontrar fuentes de energía limpia: ampliar la red no será suficiente. .

Intercambiadores de energía ocultos

Si miramos a Francia, su tráfico en la carretera contribuye al 93% de las emisiones de CO2 relacionadas con el transporte. Una empresa llamada VINCI Autoroutes está trabajando duro para hacer frente al cambio climático y lo está haciendo renovando la infraestructura de la autopista. Su objetivo es cambiar el comportamiento de los usuarios de las autopistas, haciéndolos mucho más responsables.

Su nuevo producto, la superficie Novatherm, actuará como un intercambiador de energía oculto. Se instalarán pantallas térmicas en las autopistas, utilizando energía geotérmica para derretir la nieve en el invierno. Esto no solo erradicará el uso de sal (que no es amigable con el medio ambiente), sino que conducir será mucho más seguro. En el verano, la misma energía solar alimentará la infraestructura circundante, como el alumbrado público y vial, la señalización y los tacos activos para carriles bici, para guiar a los ciclistas por la noche.

Autopistas solares

Esto nos lleva a las autopistas solares. La idea es que los paneles solares duraderos sustituyan al asfalto. Luego actuarían como una pantalla, mostrando cosas como límites de velocidad y advertencias de cierre de carriles mientras absorbían energía solar. Esta energía luego se utilizaría para alimentar las señales de tráfico, ahorrando enormes cantidades de electricidad.

Cosecha de energía piezoeléctrica

La recolección de energía piezoeléctrica también es importante cuando se trata de mejorar la eficiencia energética. Aquí la superficie de la carretera estaría equipada con un sistema de carga inductiva. Usando la carga inalámbrica a través de una estructura instalada debajo de la carretera, se produciría un campo electromagnético. Si se usa a una escala lo suficientemente grande, esto reduciría drásticamente las emisiones de carbono de los vehículos. Cuando se aplica a las autopistas inteligentes, la energía piezoeléctrica se recogería del tráfico en la carretera. La energía recolectada resultante puede enviarse de regreso a la red, usarse para impulsar vehículos o usarse para fines de infraestructura vial.

Hormigón autocurativo

Otra excelente forma de hacer que las autopistas sean sostenibles es hacerlas autorreparables. Al requerir mucho menos trabajo y dinero, sin duda serían mucho más respetuosos con el medio ambiente. Actualmente se está investigando el “hormigón autocurativo”. Esta es una mezcla de concreto que contiene una forma muy especial de bacteria que produce piedra caliza cuando el agua se filtra, sellando grietas y hendiduras antes de que tengan la oportunidad de agrandarse. Vale la pena señalar esto, ya que las obras viales no solo son una manzana de la discordia para los automovilistas, ya que crean cada vez más congestión, sino que también suponen una gran pérdida de recursos. El dinero que se ahorra mediante la reparación automática del hormigón podría utilizarse para financiar más investigaciones sobre nuevas ideas para integrar esta tecnología y otras similares en la construcción de autopistas.

Una cosa es segura; El camino a seguir será garantizar que las autopistas devuelvan algo, con los científicos centrados en la creación de una infraestructura sostenible y la mejora de la eficiencia energética.

Publicaciones Similares

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.